Salmón en papillote al horno

salmón en papillote al horno

El salmón en papillote al horno es una de las formas de comer salmón que más me gustan. El salmón es un pescado muy graso pero a la vez muy saludable y nutritivo por sus altos niveles de ácidos grasos esenciales, vitamina B6 y B12, proteínas, selenio, magnesio, y además es rico en calcio.

Lo bueno de preparar el salmón en papillote al horno es que los olores característicos de este pescado se reducen considerablemente a cocinar el salmón a la plancha, por ejemplo.

Ingredientes:

  • 2 lomos de salmón
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta negra recién molida

Preparación del salmón en papillote al horno:

Comenzaremos precalentando el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

El salmón al papillote al horno se cocina en apenas 15 minutos (quizá un par de minutos más si el lomo de salmón que utilices es muy grueso). Idealmente, las verduras se cocinan al mismo tiempo que el pescado, no obstante, corremos el riesgo de que queden excesivamente al dente. Por lo que yo soy partidaria de cocinarlas ligeramente al vapor unos minutos antes de preparar el papillote.

Comenzamos pelando el puerro y las zanahorias. Los lavaremos y los cortaremos en juliana fina. Coceremos al vapor las verduras unos 5 minutos y reservaremos.

Para montar el papillote, utilizaremos dos trozos de papel de aluminio. Cogeremos uno de ellos y lo doblaremos por la mitad. Lo volvemos a abrir y sobre una de las mitades colocaremos la mitad de las verduras, y encima el lomo de salmón, con la piel hacia abajo. Salpimentaremos y doblaremos la otra mitad, cerrando de manera bien hermética los tres laterales del papel de aluminio, para evitar que se escapen los vapores de la cocción.

Repetiremos el mismo proceso con el otro lomo de salmón. A continuación, colocaremos los dos papillotes en la bandeja del horno durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo, lo sacaremos del horno y solo quedará emplatar el salmón en papillote al horno. Se puede servir retirando previamente el papel de aluminio y sirviéndolo en el plato o directamente colocando en el plato el papillote para que cada comensal abra el suyo (los olores que se desprenden al abrir el papel de aluminio son espectaculares!).

Se puede acompañar con un poquito de arroz blanco o de parmentier de patata. Con una copita de vino blanco ¡y a disfrutar! 🙂

salmón en papillote al horno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.