bizcocho de remolacha
postres,  receta

Bizcocho de remolacha y café (vegano)

Esta receta es ideal si quieres innovar y probar que la remolacha tiene también su espacio en la repostería. Además, este bizcocho de remolacha y café es vegano. Al utilizar la remolacha, podemos prescindir del huevo y queda igualmente tierno y jugoso.

En esta ocasión no me quedó especialmente rojo como el red velvet porque no tenía suficiente remolacha, pero las cantidades que te doy son las necesarias para que te quede este bizcocho de remolacha quede como un auténtico red velvet vegano.

Ingredientes:

  • 2 remolachas medianas cocidas y trituradas como un puré
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 170 gramos de harina de repostería
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vinagre blanco o de zumo de limón
  • 1 vaso de bebida de avena (aproximadamente 220 ml)
  • 1 cucharada de café molido (también puedes sustituirlo por cacao)
  • 80 ml de aceite de girasol

Preparación del bizcocho de remolacha y café:

Comenzaremos mezclando los ingredientes secos. En un bol tamizamos la harina y añadimos la sal, la levadura y el café. Lo mezclamos todo bien y reservamos.

Al vaso de bebida de avena le añadiremos la cucharadita de vinagre, removeremos y dejaremos reposar unos minutos. Con esto conseguimos un buttermilk vegano. También puede hacerse con limón, pero no tenía así que le puse vinagre. Ambas opciones son igualmente válidas y quedan genial.

A continuación, trituramos la remolacha haciendo un puré. Al cocer las remolachas es importante que queden muy muy tiernas, pues así será más fácil que quede un puré cremoso y homogéneo. Esto ayudará a que la masa se tiña de manera más uniforme, sin necesidad de colorantes artificiales.

Una vez tengamos triturada la remolacha, la batiremos junto al aceite de girasol. Cuando esté bien mezclado, añadiremos el azúcar moreno y mezclaremos bien.

Ya solo queda ir incorporando a la mezcla anterior los ingredientes secos. Iremos añadiendo un poco, removeremos bien hasta que se integre y alternaremos con un poco del buttermilk, removiendo bien hasta que se integre. Luego añadimos un poco más de la mezcla de harina, removemos, y de nuevo un poco más de buttermilk. Repetiremos este proceso hasta haber incorporado todos los ingredientes y conseguir una mezcla bien homogénea.

Vertemos la mezcla en un molde para hornear. Y lo introducimos en el horno a media altura durante unos 45 minutos a 180ºC. El tiempo exacto dependerá de la potencia de cada horno… a partir de los 40-45 minutos lo que hago siempre es pincharlo con un palito de madera para ver si éste sale limpio.

Cuando esté listo, sacamos del horno el bizcocho de remolacha y lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlo, para evitar que se rompa.

¿Te animas a probarlo? Si te ha gustado, también puedes dejarme un comentario 🙂

¡Muchas gracias por leerme!

bizcocho de remolacha
bizcocho de remolacha
bizcocho de remolacha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.